Conocer los primeros síntomas de una enfermedad puede ser clave para acudir en el primer momento al especialista y comenzar un tratamiento cuanto antes para evitar la progresión de la enfermedad. Por esta razón, hoy vamos a dedicar este artículo a señalar y dar alguna pincelada sencilla sobre las principales enfermedades capilares, las que más vemos en las Clínicas Capilares Lorenzo Vila en sus centros de Ourense y Vigo. 

  • Dermatitis seborreica. Se trata de una alteración del cuero cabelludo provocada por una producción excesiva de grasa que se acumula en el cuero cabelludo taponando los folículos. Esta alteración produce caspa y puede llegar a provocar la caída del cabello.
  • Alopecia areata. La alopecia areata se caracteriza por la caída abundante de pelo, tanto en cabeza como en barba, creando formas redondeadas de mayor a menor tamaño, las cuales pueden llegar a producir la pérdida total del cabello. Se trata de una enfermedad del sistema inmunológico provocada cuando los leucocitos o glóbulos blancos de la sangre atacan a las células que están en los folículos pilosos. Esto no solo provoca la caída del pelo, sino también que crezca de manera más lenta. 
  • Enfermedades autoinmunes:
    • Psoriasis: es otra de las enfermedades capilares más comunes. Es una enfermedad crónica que aparece en brotes y el cuero cabelludo no es la única zona del cuerpo a la que afecta. Provoca picores, placas pegajosas, descamación. 
    • Lupus eritematoso: se caracteriza porque el organismo ataca a las células sanas de cualquier órgano, también de la piel. En el caso del cuero cabelludo se manifiesta con la aparición de eritemas y puede provocar la caída del cabello.
    • Liquen plano; patología inflamatoria que puede afectar a la piel, las mucosas (oral, genital), las uñas y el pelo. En el cuero cabelludo causa prurito y también la caída del cabello.
  • Esclerodermia. La principal característica de esta enfermedad es que genera un endurecimiento de la piel. Cuando afecta al cuero cabelludo lo que provoca es la destrucción de los folículos pilosos causando calvas localizadas.
  • Tiña. Es más frecuente en niños, pero también puede darse en adultos. Se trata de una infección por hongos que genera zonas enrojecidas, inflamación de la piel, picor y calvas localizadas de forma redondeada.

 





www.clinicalorenzovila.es/blog/11-clinica-capilar/109-enfermedades-capilares-mas-comunes?tmpl=component&print=1&layout=default&page=